Aceite de Coco: Una Medicina Antibacteriana, Antivírica y Fungicida Natural

by Sam Malone

A pesar del desarrollo y amplio uso de diversos fármacos como los antibióticos, los antivíricos y otros, hay una prevalencia muy extendida de varias enfermedades infecciosas.  Las enfermedades infecciosas como la gripe, la tuberculosis, la neumonía, la hepatitis, el cólera, la malaria y el dengue son bastante comunes en muchos países. Según los National Institutes of Health (NIH), las enfermedades causadas por bacterias, virus, hongos y otros parásitos matan más personas en todo el mundo que cualquier otra causa.

Muchos estudios científicos demuestran que el uso excesivo de antibióticos ha aumentado la tasa de infecciones así como ha creado muchas bacterias resistentes a los fármacos durante las últimas décadas. Los antibióticos no funcionan con los virus, sólo con las bacterias. De hecho, no hay ningún fármaco efectivo que pueda matar a los virus. Estimular el sistema inmunológico del cuerpo es la única manera efectiva de combatir estos microorganismos resistentes a los fármacos y en continua mutación. El aceite de coco resulta ser un gran combatidor de los gérmenes y un estimulador inmunológico.

Las investigaciones extensivas realizadas por científicos como el Dr. Jon J. Kabara, han demostrado que el ácido láurico encontrado en el aceite de coco es un potente agente antimicrobiano. El ácido láurico es un componente principal (49%) del aceite de coco. También se ha descubierto que es capaz de matar la bacteria H. Pylori del estómago, responsable de muchos problemas estomacales como las úlceras. Lo bueno del ácido láurico es que no mata bacterias beneficiosas para el estómago. Los antibióticos matan tanto buenas como malas bacterias del estómago y a menudo deben utilizarse en conjunto con probióticos como la bacteria acidophilus para reponer las bacterias beneficiosas de los intestinos.

El aceite de coco virgen puede usarse como medicina natural para el resfriado común, la fiebre o la fiebre vírica. Puede consumirse utilizándolo como aceite para cocinar o simplemente tomando 2 o 3 cucharadas junto con la comida o su zumo favorito, o sólo con agua. Asegúrese de que su bebida está templada para que el aceite de coco se mezcle fácilmente.

Los masajes con aceite dan mucho mejores resultados en comparación con la ingesta oral. Algunos estudios demuestran que un masaje con aceite de coco proporcionar resultados rápidos y superiores para enfermedades agudas como el resfriado común o la gripe. Masajear las zonas de los brazos, piernas, pecho, espalda y cuello permite que el cuerpo absorba una gran cantidad de aceite a través de la piel y ayuda a facilitar una recuperación rápida.

El aceite de coco consiste principalmente en lo que se llama triglicéridos de cadena media, también conocidos como MCT o MCFA, que son digeridos y absorbidos rápidamente por el cuerpo y proporcionan un estímulo de energía muy necesario. Por eso el MCT, encontrado en el aceite de coco, se utiliza en hospitales para preparar la comida de los enfermos y las personas mayores. También se utiliza en leche para bebés. Cuando no tenga aceite de coco disponible, la leche de coco puede servir como sustituto para alimentar a los enfermos.

Referencias:
  1. Patrick DM., et al. Antibiotic use and population ecology: How you can reduce your "resistance footprint". CMAJ 2009;180:416-421
  2. Kabara JJ., et al. Fatty Acids and Derivatives as Antimicrobial Agents. Antimicrobial Agents & Chemotherapy. Julio 1972;2(1):23-28.
  3. Petschow BW., et al. Susceptibility of Helicobacter pylori to bactericidal properties of medium-chain monoglycerides and free fatty acids. Antimicrobial Agents and Chemotherapy. Febrero 1996;40(2):302-306.
  4. Ball MJ. Parenteral nutrition in the critically ill: use of a medium chain triglyceride emulsion. Intensive Care Medicine. 1993;19(2):89-95.

Advertencia: El lector de este artículo debe tomar todas las medidas preventivas cuando siga las instrucciones para los remedios caseros de este artículo. Evite utilizar cualquiera de estos productos si usted es alérgico. La responsabilid
Más artículos de la Categoría de Medicinas y Remedios